• El vino: Armonía de sabores

    En la comida preguntas a tus invitados qué vino se les antoja? Está bien que seas cortés, pero es preferible que les ofrezcas el que mejor marida con los platillos que prepasarte. Servirse de la botella correcta permite experimentar en una sensación única. Los estudios han demostrado que los adultos que beben cantidades pequeñas o moderadas de vino blanco y tinto, cerveza y licores destilados (licor fuerte) tienen menos probabilidad de padecer cardiopatía que aquéllos que no beben en lo absoluto o que son bebedores empedernidos. RECUERDA: El consumo bajo o moderado de alcohol significa tomarse de dos a siete tragos por semana. Beber más puede causar daño al corazón y al hígado. La cardiopatía es la principal causa de muerte en personas que consumen alcohol en exceso. Hay una línea delgada entre el consumo saludable de bebidas y el consumo de riesgo. A TU SALUD! ...

Intolerancia a la lactosa y yogurt

Por Claudia Agramonte Saba - -


¿Todas las personas con intolerancia a la lactosa pueden tomar yogurt?

La mayoría de ellas toleran la poca cantidad de lactosa que contiene, por lo que es especialmente interesante que éstas personas introduzcan este alimento como principal fuente de calcio, junto con quesos curados.
Esto es posible, ya que las bacterias que intervienen en la fermentación del yogur poseen enzimas necesarias para digerir la lactosa propia de la leche y, por tanto, el proceso de digestión comienza ya en el propio yogur por lo que la absorción intestinal es mucho más fácil. Además, al ser un producto más viscoso se ralentiza el vaciado gástrico lo que aumenta el tiempo que la poca lactasa intestinal y las bacterias del yogur tienen para actuar sobre la lactosa.

¿Es lo mismo tomar yogurt que postres lácteos que no necesitan frío, en caso de intolerancia a la lactosa?

Una de las características beneficiosas del yogurt es que contiene enzimas como la lactasa que está contenida en las bacterias propias de dicho producto. Los postres lácteos que no necesitan frío han sido tratados térmicamente, por lo que han desaparecido totalmente las bacterias, y por tanto no ejercen los mismos efectos beneficiosos que el yogurt.
Sin embargo, se ha comprobado que aunque estos productos no mejoran los síntomas tampoco los empeoran y ello parece deberse a que el tiempo de tránsito intestinal es mayor con estos productos que con la leche.